WhatsApp

686913171

Email

info@fisicoemocionalmg.es

Horario

Lun - Vier : 09:00 - 20:00

No sé si os ha pasado alguna vez, varias, nunca…

A mí me pasó.

 Una tarde cualquiera de un día cualquiera empiezas hablando con amigas de risas, de chorradas, nada transcendental pero de repente una frase, una palabra despierta en ti o en otra de las personas algo y de repente deja de ser una conversación banal para abrirse en canal…y todas le siguen.

Eso me pasó, aprendí algo y si os sirve…

Como os cuento, alguien de repente se puso a contar algo de su historia, las demás escuchamos atentamente y como por arte de  “magia” todas conectamos, todas empatizamos y todas hablamos de una parte de nuestra historia que parecía una parte del  capítulo de cada una de nosotras.

Alguien llegó a decir que estaba siendo terapéutico, porque nunca se relacionaba con personas que podían llegan a esa empatía.

Hasta aquí parece normal todo, solo que al llegar a casa, me encuentro removida, quiero dormir y no puedo, hablo con una de ellas, le pasa lo mismo, otra están bien…

Yo siento en el fondo como un “miedo”, ansiedad antiguo, como si algo se habría despertado. Algo que dormido, aletargado de repente quiere despertar. Alguien como yo tan trabajado y ¿de repente esto?. ¿Qué pasó? me pregunté al despertar.

Hasta lloré, pero, no fueron lágrimas de dolor, sino lágrimas de limpieza, de ver lo superado, hasta donde he llegado, lágrimas por cada una de ellas, porque siento su dolor, porque a veces la vida no es justa (ya lo sabemos todos, ¿verdad?), porque la causalidad hizo que personas con vidas parecidas se unieran incluso sin saberlo, porque no se habían acercado desde lo doloroso por afinidad sino desde la pura amistad. Porque no sabíamos, porque quizás no damos el perfil, porque quizás…

Me di cuenta en esas lágrimas que por mucho que te trabajes, por mucho que superes, siempre hay una parte dañada. Cicatrices del alma les llaman.

 Siempre digo que hay dos clases de personas: la gente dañada que daña gente y la gente dañada que ayuda a la gente. Y las segundas  somos nosotras, yo desde mi posición de empresa, de coach, de mentora…y cada una de ellas a su manera, pero todas son geniales y nadie diría las profundidades de esas heridas.

Así que sí, ayer fue terapéutico chicas y el removernos, mis lágrimas, nos hacen humanas, con sentimientos y corazón. Mucha gente después de duras vidas no pueden decir eso y nosotras sí.

Así que aunque el tema del Blog hoy iba a ser otro, el día de hoy os lo dedico a vosotras, a mí a todas por buena gente, por valientes, por teneros en mi vida, por la amistad.

Y la moraleja de todo el día de hoy para ti que me lees son dos:

1.- Superar las cosas y que las heridas cierren solo se hace desde el conocimiento,  desmembrarse para volver a construirse, no hay otra manera. Esas vivencias, esas creencias, forjadas a fuego quizás ya obsoletas te “quitan vida”, así que hay que darle un nuevo significado a todo eso que pasó.

Sin ayuda llegarás, pero con ayuda pasará antes, ¡BÚSCALA!.

2.- Encontrar gente afín a ti, esto no lo tengo que explicar. No estar sola es estar con gente que te aprecia, y te aseguro llegará, no te acostumbres a nada que no sea esto.

¡A vivir! La vida solo es una y cuenta la leyenda que solo se vive una vez.

Fin del BLOG de hoy, que he quedado con vosotras y hoy será otra “panzá” de reir.

¿Os pasó?

Namasté.

Mar González

 

Recommended Articles

6 Comments

  1. Soy una de las personas que estaban allí. Cuando empezamos a conversar, enseguida me dí cuenta que las personas que estábamos teníamos mucho en común, no era una conversación liviana, se estaba profundizando hasta las entrañas de cada uno de nosotras.
    Que sensación…que agradecida estoy a las frases de Mar, a sus consejos en los implícitamente contaba sus vivencias y como consiguió aliviar todo ello. Como otra de ellas, absentia con la cabeza y allí se creó una ambiente de complicidad y ayuda.
    Fué un momentazo y yo os agradezco que hayáis estado allí, aunque luego lloré pero no de dolor, sino con piedad hacia mi misma, me empezé a querer…..
    Gracias a todas, no lo olvidaré…..

  2. M enseñaron una frase k siempre m digo cuando me sucede algo (todo ocurre por alguna razón)vosotras habéis llegado a mi por alguna razón .
    Y muyyyyy buena

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *