WhatsApp

686913171

Email

info@fisicoemocionalmg.es

Horario

Lun - Vier : 09:00 - 20:00

Este blog va de eso…de controlar los miedos.

No os daré la receta entre otras cosas porque no es algo con lo que se pueda hacer una lista y cuando sientas el miedo hacer, esto, esto, esto y como por arte de magia, ¡BOOM!, como una rosa.

Realmente esto es algo más complejo, el tema es que cada uno de nosotros tenemos miedo a algo consciente e inconsciente pero tod@s… Sí tú también :-). Lo difícil es verlo y una vez que te das cuenta, lo difícil es querer hacerse cargo de ello y tomar todas las iniciativas que necesites para superarlas y normalmente conlleva una acción.

Nuestros miedos pueden hacer que seamos dañinos, que hagamos cosas que no se deben o decir cosas que duelen, podemos evitar relacionarnos a todos los niveles, autolesionarnos, maltratar al otro, incluso llenarlos de miedos y ahí es donde me gustaría focalizar hoy si me lo permitís( si me decís vuestros miedos, podemos hablar en otro blog de ellos así que, déjamelo en comentarios).

Cuando los miedos hacen que vomitemos literalmente sobre los demás.

Si me seguís en Instagram, sabéis que subo historias y que hablo de todo un poco, sobre todo lo que tiene que ver con el físico y también la parte de mente- emoción. Si veo algo que me llama la atención pues lo comento, así, que si tenéis algún miedo que queráis que comente en un Blog, dejármelo en comentarios o hablarme en privado.

Como iba diciendo, un día ví algo que me impartó y lo comenté. Ahora hablo de ello, porque me parece digno de mención.

Os relato los hechos. Una abuela al salir del ascensor, con su nieto de no más de 5 años. La abuela le iba explicando, la razón por la que no se debe saltar en el ascensor(eso no oí). Solo oí cuando el nieto le dijo, ¿se puede caer? y ella le dijo claro, el ascensor se puede caer y por eso no se debe saltar.

Inconscientemente te preguntas¿ tanto saltaba el niño?, pensé, la abuela lo decía tan preocupada, realmente asustada.

En ese instante el niño le dijo:”¿ de verdad se puede caer?, no, respondiendo el mismo ¿verdad?. A lo que ella respondió que sí, que se puede llegar a caer, esas máquinas son frágiles y son peligrosas. El niño puso cara entre atónito, de preocupación y se quedó callado. La abuela prosiguió su camino de la mano.

En ese momento dije, ok que te dé miedo, bien que le digas que no salte, peroooooooooo, ¿era necesario meterle ese miedo en el cuerpo a un niño de 5 añitos? creo que no.

Y aquí apareció mi cerebro hablándome sin cesar, explicándome como a veces los adultos somos unos niños inconscientes que no saben manejar sus propios miedos y que al final vomitamos sobre los que tenemos alrededor.

Ella puede parecer que estaba protegiendo al nieto diréis algunos, pero no.

Un ascensor no se cae así como así y lo sabéis, objetivamente hablando. Así que solo queda echarle un reprimenda a esa abuela como lo haríamos con nosotros mismos cuando hacemos o dejamos de hacer cosas porque nos dan miedo y sin querer se lo pasamos (pueden cogerlo o no según el grado de consciencia que tengan), a las personas con las que nos relacionamos.

Difícil, ¿verdad?. ¿Cómo debió comportarse ella en este caso?(vale para todos los casos donde os cazeis haciendo esto). Ella debió darse cuenta que son sus miedos, debido quizás a una experiencia, fobia o simplemente que no confía en ellos, da igual esto es suyo. Ser consciente de que habla con una niño, que está empezando a generar sus recuerdos y que a partir de ahora el tendrá papeletas para ser un adulto que le den miedo los ascensores y que ni siquiera sabrá el porqué ¿me expliqué?, aunque quién sabe quizás sea de los nuestros y se supere..jaja, y quién sabe quizás sea el que invente la teletransportación, como se vé en las películas. En tal caso, le vendrá genial, por ser positiva…

Siguiendo con el tema de la abuela, si ella hubiera sido consciente de todo esto, posiblemente habría habido más coherencia a la hora de enfrentarse a esta situación. Incluso me atrevo a decir que quizás su nieto le habría ayudado a superarlo…quién sabe.

La moraleja de todo esto es… Los adultos debemos conocernos y una vez nos descubramos, aprender de nosotros, identificar en este caso nuestros miedos y tener el valor para superarlos o buscar alternativas e incluso ayuda.

La solución no es parar el mundo con nosotros, sino reparalos sobre la marcha. Y sobre la marcha también me refiero a pensar en ellos antes de que pase lo que sea que temes y empezar a trabajar en ellos para no “condenarte” y para no ensuciar a quién tenemos alrededor

Ensayo, error, ensayo, error, ensayo…..y aprendizaje, fijarlo y volver a empezar.

Lo primero consciencia y ganas de superarnos día a día.

Tengo una amiga montañera que dijo el otro día, que este es el año de superar sus miedos y va a por ellos.

La otra montañera y su filtro…

El chico de ayer, va a por ellos y en un tiempo a volar…

A mi la vida me dice, suéltate…

Y tú, ¿ A qué tienes miedo?, ¿Y que haces para superarlos o eres de los que los tienes y convives con ellos? y si los tienes localizados, ¿que te dicen?

Cuéntame…

Namasté.

Mar González.

Recommended Articles

2 Comments

  1. Miedo a que a una misma le vaya bien??cómo se come eso??
    Qué me dijeron cuando era infantx?
    La gente mayor siempre dice a lxs niñxs cuando están jugando tan felices “te vas a caer”!!
    Quizàs tenga algo que ver,vas por el camino de la felicidad y eso grabadito en el inconsciente,ya sea una persona mayor o familiares(que no todos afortunadamente,o sì,desafortunadamente) te estàn diciendo “te vas a caer”!

    1. Vanessa, de lo que me hablas se llaman anclajes emocionales. Claro que podría ser la razón más, cuando tú misma hasta lo tienes localizado. Lo bueno de esto es que es trabajable, así que a por ello.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.