WhatsApp

686913171

Email

info@fisicoemocionalmg.es

Horario

Lun - Vier : 09:00 - 20:00

Tod@s conocemos alguien que “donde dijo digo, dice que dijo Rodrigo”, es decir se desdice, se retracta o cambia algo normalmente importante que lo puede llegar a beneficiar de alguna manera. A veces lo hacen sobre la marcha, no es nada premeditado, aunque sí dañino, muy dañino.

Esta frase hecha la decimos cuando de manera negativa queremos dejar claro que no nos gusta que pase esta situación. Es una crítica en toda regla a ese comportamiento, pero, ¿ qué podría haber detrás de alguien así?

Digamos que encontrarte alguien que constantemente hace esto (obvio si lo hace una vez podemos darlo como algo puntual sin importancia), podríamos estar delante de un manipulador/ar.

¡CUIDADO!, en este caso, habría mínimo 5 cosas más que pasarían dentro de la relación con esa persona. Y hablo de todas las relaciones, amig@s, soci@s, familia, parejas… Atención son faros rojos, rojísimos, como para salir corriendo al lado contrario de esa persona.

1.- Te hace dudar de tí mism@, no solo por lo que dije antes, ,dice una cosa y luego la cambia. También me refiero a situaciones que tú recuerdas perfectamente y al final llegas a dudar de si es cierto que pasó así o quizás no lo recuerdas tan bien como dijiste y te ves revisando teléfonos, buscando fotos, hablando con gente para ver si “estás loca” o realmente pasó como recuerdas.

2.- La razón por la que pasa lo que comenté en el apartado 1 es porque son personas super convincentes y como os digo os hacen dudar de todo, de todos, hasta el punto que ya ni sabes realmente…esto te hará a la larga que renuncies a tus valores, a tu manera de ser, a tus objetivos con tal de salirse con la suya o beneficiarse de alguna manera.

Solo piensan en ell@s.

3.- Esto te llevará a sentir culpa por hablar, por haber dicho, por hacer, hasta por no decir, por no hacer.

Si lo piensas, es alucinante, porque siempre pensaste de tí, que tenías claro eso mismo donde ahora dudas.

4.- Dicen que “te conoce”, así que sin hablar, dice que ya sabe que piensas, que vas a decir, como vas a actuar.

Le dices que no, pero sigue diciendo que sí…de locos ¿verdad?

Al final te ves discutiendo por eso que tú jamás dirías, ni harías pero esa persona dice que sí y como te pones nervios@ , al final sucede eso que dijo y casi le das la razón, sin casi saber qué pasó.

Ejemplo: Dice que querías que se fuera, tú sabes que no, ni siquiera se te pasó por la cabeza pero discutes y discute hasta que al final por acabar la absurda pelea le dices que se vaya. ¿Ves?, te dice en ese momento ¿ves como sí querías echarme? Atent@s.

5.- Crea confrontaciones, triangula.

Si es tu pareja puede fingir que hay otra para daros celos, sea verdad o no.

En una discusión pueden mete a terceras personas, que no están delante, para que junto con sus argumentos tengan peso y eso te haga pensar en la posibilidad de estar equivocada/o.

Esto os puede parecer muy exagerado, pero, la/el que lo ha sufrido sabe perfectamente reconocerlo a toro pasado y si te está pasando a tí ahora (a mí me pasó), sal de ahí si puedes. Alejarse, alejarte de una persona así es fundamental para tu psiquis. Pero, sobre todo, lo fundamental es que, al reconocer cualquiera de estos 5 puntos, ya deben encenderse todas vuestras alarmas. Unos pedazos de faros rojos, que si los obviamos a la larga nos sentiremos perdidos, controlados, poco considerados, como si nos llevaran la vida, incluso maltratados o lo estaremos siendo.

Recordar todo lo que os digo siempre, si no te quieres tú, ¿quién? y si no es ahora ¿cuándo?.

Creerme cuando os digo, que NUNCA CAMBIARÁN.

Creerme cuando os digo, que justo lo que le dijisteis a esa persona, tarde o temprano lo volverá contra vosotr@s, hasta el punto de que si seguís mucho tiempo al final ni vosotr@s sabréis discernir la verdad, si sois o no, si son ellos y de eso al maltrato va solo un paso.

A veces me preguntan ¿Mar, cuando sé que debo salir?(cuando pasa en una relación).

La respuesta es, cuando pase algo que realmente te da vergüenza, reparo, sabes que nadie lo entendería, crees que te juzgarían a ti (por no dejarle) o a esa persona y empiezas a esconder tus estados de ánimos, ese es el momento.

NO ESTÁIS SOL@S.

Namasté.

Mar González

Recommended Articles

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.