WhatsApp

686913171

Email

info@fisicoemocionalmg.es

Horario

Lun - Vier : 09:00 - 20:00

Últimamente se oye mucho cuando pasa algo, decir: “es una proyección, en realidad lo que ves en el otro, es el reflejo de lo que eres tú”, “lo que dicen de ti, habla más de ti que de mi”.

Si os parece bien, podemos juntos ver la diferencia entre una proyección y la realidad, aunque si por aquí lo lee alguien que este en este rollo, dirá: “Mar, tú realidad” y sí, tendrá razón, porque en todo esto hay que contar con que cada individuo vé la realidad como el/ella es y no como el mundo …jajajajaj, osea un lio.

Y por eso vamos a intentar sino desliar el lío, sí ver la diferencia entre proyección y esa realidad particular de cada uno, que además se mezclan.

Si fuera una pregunta diría, ¿ como sé si lo que me han dicho es “real” o es una proyección de la persona que habla o de nosotros mismos?

Si la respuesta fuera la realidad, sería fatal o genial según de lo que hablemos.

Si fuera una proyección, la vida en este caso, te estaría poniendo delante la posibilidad de ver, recapacitar, coger la enseñanza, grabarla, trabajarla internamente o pedir ayuda, si fuera algo “negativo” y superar aquello que sea. Si fuera “positivo”, solo sería para hacerte consciente de que eso que te parece bueno también está en tí .

Y la respuesta es una pregunta, ¿cómo te has sentido cuando te han dicho lo que sea que te dijeron?. Ese es el verdadero quid de la cuestión.

Ejemplo:

Un día te levantas y decides que vas a empezar a buscar trabajo. La razón es que aún ganando mucho dinero, tú no estás conforme con la manera de trabajar de tu empresa, incluso te parecen que usan malas artes. De repente lo comentas en tu círculo cercano y una amiga te dice, que más da, ganas genial, no importa si es deshonesto, pero tal y como están las cosas no deberías ser tan remilgada.

OK, ya tenemos el escenario en cuestión sobre esto que os digo, sobre el motivo del blog.

La persona oye lo que dice la amiga y piensa que el resumen de lo que lo que dijo es, no dejes el trabajo, remilgada.

veamos nosotros:

Si fuera una realidad de la amiga, una proyección de ella, a la chica de nuestra historia no le importaría darle explicaciones, pero se quedarías bien. Es decir, pensaría lo mismo sobre el tema, sus argumentos no le harían daño, ni pensarías en ningún momento en la posibilidad de que ella tuviera razón. Para esa persona la conciencia sería más importante, bla,bla,bla. Es decir, entiende lo que le dicen, se explica con la amiga pero internamente no le supone ningún coste.

Si fuera una realidad de la amiga y proyección suya, al decírselo notaría una reacción en tu cuerpo. De repente se notaría agitada,¿ algo que parecía tenías tan claro, ya no lo es?. Y es en este momento cuando la persona debería preguntarse,¿ cuál es la razón por la que me siento así?. ¿Quizás realmente no quería dejarlo?, ¿me estoy dando por vencida?, ¿miedo a no encontrar otro trabajo y no he sabido buscar solución?, ¿realmente no me iría pero no moralmente estoy obligada a irme?…y así un sinfín de preguntas que le harán discernir el por qué. Y lo más importante,¿ qué sentimiento me ha despertado mi amiga?

Diríamos que lo que ella no supo decirse, la vida hizo que se lo dijera la amiga. Proyectó la realidad. Lioso, ¿no?

Usar este termómetro para todo.

Podrán deciros lo que sea, podrán decir que hicisteis lo que fuera, pero sino vosotros, vuestra conciencia, vuestro cuerpo, se queda tranquilo con lo que pasó entonces posiblemente lo que oigáis sean proyecciones de la persona que tenéis en frente.

Nunca olvidéis, que un 6 de frente puede ser un nueve para cualquiera y eso no significa que para vosotros no sea un seis…

Tampoco olvidéis que cada persona da lo que tiene y vosotros decidís si lo recibís o no.

No gastéis mucha energía, ni os desgastéis en explicarle algo a alguien que proyecta en ti, nunca quedará contenta y al final el desgaste os hará quedar como lo que no sois delante de tod@s los demás, aunque dejarlo en tablas molesta mucho es lo mejor. Además vosotros ya sabéis a estas alturas quienes sois y seguramente quién es el/ella o como es la situación.

Por supuesto esto tiene muchas más aristas, pero, acoté porque es un blog y de esto se podría sacar un libro.

Yo me siento bien, dije exactamente lo que quise, jajajajaj ¿entendéis?(guiño de ojos).

¿Os pasó?

Namasté.

Mar González

Recommended Articles

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.